Metrica Musical

Cuando hablamos de métrica, en música, nos estamos refiriendo a los acentos que, de forma periódica, se producen en la unidad rítmica básica, que es el pulso. Si imaginamos unos soldados caminando al son de una marcha (disculpad por el ejemplo) observaremos que su velocidad se ajusta a la de la música y que cada vez que mueve un pie está marcando la pulsación o pulso, llamada también tiempo (tempo). Si la música fuera más rápida debería caminar más deprisa, porque el intervalo entre un pulso y el siguiente sería más corto. Por lo tanto el primer elemento del ritmo es el pulso, que establece la velocidad de la música y es una constante (a no ser que se modifique a lo largo de la obra, cosa perfectamente posible). El pulso es lo que marca el director de orquesta con la batuta.

Si seguimos con el ejemplo del soldado, cada vez que avanza el pie derecho, este movimiento coincide con un acento musical, de lo cual resulta que de los pulsos, uno de cada dos tiene un acento. Se dice que la música está en compás de dos tiempos: uno de cada dos tiene acento.

h1.jpg
El paso de un soldado es ejemplo de la metrica
Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License